Víctimas de implantes PIP: reuniones informativas en Colombia

Olivier Aumaître, se encuentra con sus clientes en Colombia desde el 28 de octubre de 2019. Acompañado por el representante de PIPA para América Latina, Sra. Keila Mulero, organiza varias reuniones en Bogotá, Cali y Medellín para informarles sobre el progreso de los procedimientos legales que inició hace 9 años

Las pacientes ya representadas (TUV3) ya han recibido una invitación por correo electrónico con las fechas y los detalles del registro para las reuniones.

También se organizan varias reuniones para pacientes que aún no se han registrado y desean obtener información: 

Alianza entre el PIPA y ANAUCO: comunicado de prensa

Víctimas venezolanas de implantes mamarios PIP

Las acciones judiciales se aceleran en Francia

Caracas, el 17/05/2019.

 

La Alianza Nacional de Usuarios y Consumidores de Venezuela (ANAUCO) representada por su presidente Roberto León Parilli y Olivier Aumaître, abogado de la Barra de París y fundador de la plataforma de la Asociación Mundial de Víctimas de Implantes PIP (PIPA); anunciaron en una conferencia de prensa celebrada en París el 9 de mayo de 2019, la alianza formal de las organizaciones que representan para la representación y defensa de las mujeres venezolanas afectadas por las prótesis mamarias francesas marca PIP.

Como recordatorio, las prótesis de marca Poly Implant Prótesis (PIP) se comercializaron hasta su prohibición por parte de la agencia de salud francesa (AFSSAPS hoy denominada ANSM) en el año 2010,  debido a que estos implantes mamarios están rellenos con un gel de silicona industrial, en total violación de las regulaciones europeas, sin embargo, los implantes fraudulentos obtuvieron la Conformidad Europea CE (Conformité Européenne) gracias a la certificación emitida por el grupo alemán TUV Rheinland. Esta certificación dada por  TUV Rheinland se convirtió en un cheque en blanco que permitió la comercialización y venta de las fraudulentas prótesis en más de 60 países; se estima que 400,000 portadores de PIP en todo el mundo, de los cuales 40,000 están en Venezuela. Las víctimas, la mayoría de las cuales aún no han podido ser explotadas, sufren numerosas patologías y complicaciones, como problemas respiratorios o inflamaciones de los ganglios linfáticos.

Olivier Aumaître ha representado a miles de afectadas desde el origen de los procesos judiciales contra el gigante alemana TUV Rheinland. Cinco decisiones judiciales ya han condenado a TUV a compensar a las pacientes con PIP (tres decisiones del Tribunal de Comercio de Toulon, una decisión del Tribunal Superior de Nanterre y una decisión del Tribunal Regional de Valencia). Finalmente, la Corte de Casación Francesa como última instancia dictó sentencia el 10 de octubre de 2018, en la que confirmó la validez de la primera sentencia (noviembre de 2013) que condenó a TUV por su negligencia y por manipulación fraudulenta de las regulaciones europeas. El máximo tribunal francés ha indicado, en particular, que el certificador estaba obligado a cumplir con su deber de supervisión y que, en presencia de indicios de incumplimiento en la fabricación del producto, debía realizar visitas no anunciadas para verificar el debido control de materias primas y productos terminados, siendo el caso que TUV no había cumplido con ninguna de estas obligaciones.

Todas las víctimas por las que Olivier Aumaître ha representado en los procesos judiciales en Francia recibieron o están recibiendo una compensación preliminar y provisoria de €. 3.000, en espera de un informe pericial y dictamen final que determinará la cantidad final. Las proyecciones derivadas del proceso penal sugieren que la compensación debe ser de al menos €. 10.000 para los casos más simples “Dada la gravedad de las complicaciones, podemos esperar mayores sumas para algunas víctimas”, dijo el abogado parisino.

Roberto León Parilli, que ya representa a más de 5,000 mujeres venezolanas, manifestó su satisfacción ante la alianza suscrita, “esta alianza brinda la oportunidad de sumarse a todas las afectadas venezolanas, la plataforma desarrollada por PIPA, permite que todas las víctimas se registren en línea, independientemente del país donde se encuentren. El sistema implementado simplifica la transmisión de documentos por parte de los pacientes y facilita su tratamiento por parte de nuestros equipos “, dijo.

Por su parte Cédric Joachimsmann, coordinador de PIPA, también presente en la conferencia de prensa señaló “Casi 1,500 venezolanas ya se han unido al procedimiento TUV 4 iniciado por Olivier Aumaître utilizando nuestra plataforma en alianza con ANAUCO”; varios miles de víctimas mas ya se han registrado para el TUV5, que se lanzará en octubre de este año”. “Invitamos a todas las víctimas a registrarse en línea perder tiempo “, dice Roberto León Parilli.

Si bien la decisión del Tribunal de Apelación de París ha sido retardada ante las incidencias de TUV, las mujeres que llevan implantes PIP denuncian el comportamiento de este grupo certificador demandado, sus actuaciones en juicio indican que ha sido complaciente en una denegación de responsabilidad, produciendo una batalla judicial y un hostigamiento a las Víctimas que busca intimidar “Lamentamos que el grupo alemán prefiera gastar millones de euros en los juicios y en su campaña comunicacional en lugar de utilizarlos para compensar a las víctimas”, señaló. Olivier Aumaître. Esto es aún más grave e impactante porque muchas pacientes no tienen los medios económicos para que les extraigan los implantes, poniendo su vida y su salud en peligro “, indicó. “La situación es particularmente dramática en Venezuela, donde la crisis económica en el país aleja de toda posibilidad a las víctimas”, agregó Roberto León Parili.

“Por lo tanto, la mejor manera de recibir una compensación lo más rápido posible es registrarse en la plataforma PIPA”, concluye Roberto León Parilli.

 

Para registrarse en PIPA solo tienen que ingresar en la dirección web: https://pipaworld.com y solicitar su compensación siguiendo las instrucciones que les brinda la plataforma. Cualquier duda o consulta puede ser atendida por ANAUCO a través de sus teléfonos (0058)2123133566 (0058)2125251515.

Acerca de Anauco:

 

ANAUCO es una asociación civil venezolana que desde 2002 defiende colectivamente a usuarios y consumidores. En el transcurso de su trayectoria, ANAUCO ha llevado con éxitos importantes y reconocidos casos que han logrado la obtención de los derechos de millones de usuarios en servicios de vivienda, salud, restauración y servicios bancarios, entre otros.

www.anauco.net

DESPUÉS DEL FALLECIMIENTO DE JEAN-CLAUDE MAS, EL CASO PIP CONTINÚA

El principal protagonista en la causa penal del caso del PIP murió sin haber cumplido la sentencia de cuatro años de prisión dictada en su contra por fraude.

Tampoco será juzgado por lesiones: asalto y agresión. Por lo tanto, este segundo juicio penal, en que están implicadas otras personas, tendrá lugar algún día, pero sin él. Según Olivier Aumaître, el abogado de PIPA: “en este sentido, sólo podemos deplorar la falta de progresos en este proceso penal, que comenzó hace nueve años y cuyo protagonista principal desaparece incluso antes de que se inicie el juicio“.

Todavía no se han establecido todas las responsabilidades en este escándalo de salud, donde una empresa francesa ha germinado todo el planeta con productos adulterados, con la marca CE (conformidad europea), y certificados por la empresa multinacional alemana TUV Rheinland.

La lucha por la indemnización de las víctimas iniciada en 2010 por Olivier Aumaître continúa a nivel civil. La muerte del fundador de PIP no tiene ningún impacto en los procedimientos de compensación contra la certificadora TUV que están en curso ante los tribunales franceses.

El caso sufrió recientemente un cambio de procedimiento con el anuncio por parte de las empresas del grupo TUV de que aceptaban ser juzgadas por los tribunales franceses y renunciaban a su derecho a solicitar que el caso se remitiera a los tribunales alemanes.

Cinco decisiones judiciales debidamente motivadas ya han condenado a TUV Rheinland a indemnizar a las víctimas (tres sentencias del Tribunal de Comercio de Toulon, una del Tribunal Regional de Nanterre y una del Tribunal Español de Valencia).

La única decisión aislada que, tras una condena, incomprensiblemente había exculpado a TUV, y que fue dictada en 2015 por el Tribunal de Apelación de Aix-en-Provence, fue anulada el 10 de octubre de 2018 por el Tribunal de Casación, que recordó que TUV estaba sujeta a una obligación de vigilancia y que, en presencia de pruebas, TUV tenía que controlar los implantes mamarios, la compra de materias primas y llevar a cabo visitas inesperadas, puntos esenciales que habían sido ignorados a pesar de que el caso había sido perjudicial.

Ahora corresponde al Tribunal de Apelación de París volver a juzgar este caso estableciendo directrices para la indemnización de los pacientes.

La cuestión ya no es la de la identificación de la persona responsable, la convicción del certificador ya no parece estar en duda, sino la de las modalidades de reparación y el tiempo que tomará.

Según Olivier Aumaître: “será importante que después de varios años de evolución, y dado que el Tribunal de Casación ha establecido principios, se elabore una jurisprudencia armonizada para la indemnización de las víctimas actuales y futuras”.

Se recuerda que miles de nuevas víctimas siguen sumándose a la acción que el Sr. Olivier Aumaître fue el primero en interponer contra la certificadora TUV.

Para el Sr. Aumaître: “la muerte del fundador de Jean-Claude MAS y el paso del tiempo nos recuerdan la necesidad urgente de encontrar una solución de compensación para las pacientes con implantes PIP, ya sea a nivel legal o como parte de la implementación de un fondo de compensación”.

PIPA seguirá ayudando a las mujeres de todo el mundo a obtener reparación.

10 de octubre de 2018: una gran victoria para los pacientes del PIPA y del PIP: el Tribunal Supremo francés (“Cour de cassation”) decide a favor de las víctimas y en contra de la certificadora TÜV RHEINLAND.

COMUNICADO DE PRENSA

Miércoles, 10 de octubre de 2018, París

El caso del implantes mamarios PIP: la decisión de la Corte Suprema Francesa confirma la responsabilidad de la certificadora TUV y da esperanza a miles de víctimas en todo el mundo.

Mediante una decisión esperada hoy, el Tribunal Supremo francés anuló la decisión del Tribunal de Apelación que, incomprensiblemente, había eliminado al certificador alemán TUV Rheinland en 2015.

Para el Tribunal Supremo, el Tribunal de Apelación descuidó elementos esenciales, y cometió un error al no considerar responsable a TUV, a pesar de las pruebas aportadas sobre el fracaso de sus controles. Al mismo tiempo, el más alto tribunal francés falló a favor de los jueces del Tribunal de Comercio de Toulon que, en tres ocasiones, ordenaron al grupo alemán que indemnizara a las víctimas del PIP.

Con esta mordaz negación de la estrategia de TUV, el Tribunal Supremo francés está preparando el camino para el juicio colectivo más grande del mundo.

Se trata de un paso decisivo en la búsqueda de la responsabilidad iniciada hace ocho años por tres distribuidores a través de su abogado francés Olivier Aumaitre, que desde entonces ha fundado una asociación que reúne a más de 15.000 pacientes y un colectivo de abogados internacionales al servicio de las víctimas (PIPA – PIP Implant World Victims Association : www.pipaworld.com).

Varios miles de nuevas víctimas ya han ordenado a PIPA que inicie nuevos procedimientos ante el Tribunal de Comercio, cuya primera audiencia está prevista para el 17 de diciembre de 2018. Las víctimas de PIP pueden unirse a esta acción legal hasta esa fecha.

Para mí Olivier Aumaître, en el origen del proceso contra TUV, “el Tribunal Supremo emite una decisión conforme a la ley, justa y coherente con los elementos objetivos del caso, que son devastadores para la certificadora TUV. Valida todas las acciones que hemos emprendido desde 2010 y que hemos llevado a cabo contra todo pronóstico durante los últimos 8 años en interés de las víctimas“.

Se trata de una victoria no solo para las víctimas, sino también para la Unión Europea. Esta decisión histórica obligará a los certificadores y a sus aseguradoras a estar particularmente atentos en sus controles de dispositivos médicos. Esta autorregulación tendrá un efecto virtuoso al fortalecer la seguridad de los productos con el marcado CE.

Para Olivier Aumaître, se trata de “una buena decisión para el consumidor, cuyos intereses y salud están protegidos por el sistema europeo, y para las economías europeas, que se basan en parte en la reputación del marcado CE”.

Este es un completo fracaso de la estrategia arrogante y amenazante de la certificadora alemana, que mostró un profundo desprecio por las víctimas, y que prefirió gastar millones de euros innecesariamente en honorarios de abogados y en operaciones de comunicación y denigración, en lugar de asumir sus responsabilidades al reparar lo que era reparable“, dijo el Sr. Aumaître, que está

considerando la posibilidad de emprender acciones penales contra TUV por intentar intimidar y chantajear a sus clientes.

Hacemos un llamado a TUV para que cambie su actitud y agarre la mano ofrecida desde el principio por los distribuidores. TUV debe ahora indemnizar inmediatamente a las víctimas. En efecto, las patologías desarrolladas por los pacientes de PIP son a menudo graves (inflamación de los ganglios linfáticos, contaminación de diferentes órganos por la sangre, etc.). Cuanto más esperemos, peor será la situación. Si TUV no ha mostrado empatía por estas víctimas, es de esperar que el riesgo financiero las haga entrar en razón, ya que la facturación puede aumentar con el tiempo“, añade Cedric Joachimsmann, un antiguo distribuidor de implantes PIP, quien primero responsabilizó a TUV Rheinland.

Como la compensación promedio debería estar entre 10.000 y 20.000 euros por paciente, según las primeras indicaciones de los tribunales, la factura total debería ascender a 6.000 millones de euros para TUV Rheinland.

Invitamos a TUV a contribuir con los primeros mil millones al fondo de compensación europeo que pedimos en una petición. La mayoría de los pacientes de todo el mundo todavía tienen que reclamar una indemnización. Tenemos la intención de continuar la lucha, a través de la organización PIPA, por las 400.000 víctimas en todo el mundo“, dice Cédric Joachimsmann.

Petición en Change.org:

https://chn.ge/2xItQRg

Por un fondo de compensación para las víctimas de los implantes mamarios PIP y los productos CE.

Acerca de PIPA :

PIPA es una plataforma digital diseñada para facilitar el manejo de las reclamaciones de indemnización de las víctimas y cuenta con el apoyo de una red internacional de abogados especializados en litigios que son los primeros en haber iniciado procedimientos de indemnización en Francia para los usuarios de implantes PIP.

Desde 2010, este grupo de trabajo ha representado y defendido a más de 15.000 usuarios de implantes PIP en los 5 continentes y en 2017 obtuvo una orden de TUV RHEINLAND para pagar a sus clientes una compensación provisional récord de casi 60 millones de euros.

En 2018, más que nunca, la lucha continúa.

BIENVENIDA