fbpx

PIPASTORY

En 2010 la Agencia francesa de seguridad sanitaria de productos de salud AFFSAPPS descubre que los implantes mamarios fabricados por la empresa Poly Implant Prothèse (PIP), que han sido certificados y enviados desde 2001 a 65 países (400 000 portadoras) están rellenos de un gel de silicona falso. La agencia ordena su retirada del mercado.

Este evento, teniendo sus orígenes en los años ochenta, marca el comienzo de un largo proceso legal de compensación para las mujeres víctimas en todo el mundo.

El escándalo sumó un total de 40 fechas en los últimos 25 años.